Andalucía es una de las principales potencias turísticas del mundo


Guadix participará como expositor en Tierra Adentro y promocionará entre otras propuestas las casas cueva del municipio


El turismo de interior y rural se ha convertido en uno de los mayores atractivos para los turistas. Ya no sólo para el viajero nacional, sino también para el internacional. Evitar la masificación de la costa y encontrar una climatología más suave son las principales razones del aumento de reservas en este sector.

Los alojamientos rurales en casas cueva de Andalucía han iniciado el verano con índices de ocupación cercanos al cien por cien los fines de semana y más del 40 % de media el resto de días. Estos porcentajes mejoran los datos del mes de julio del año pasado, y a los que se suma la previsión de ocupar todas las plazas disponibles en el mes de agosto.

La gran mayoría de estas casas cuevas rurales se encuentran en Guadix y el Altiplano

Las cerca de 12.000 viviendas cueva de Andalucía destinadas al turismo rural -la mayoría de ellas situadas en las comarcas de Guadix y el Altiplano de Granada- además de encontrarse totalmente ocupadas para los fines de semana de julio, cuentan también con el cien por cien de plazas reservadas para la primera quincena de agosto, y prevén repetir el lleno el resto de este mes de verano.

El gerente de la Asociación Andaluza de Turismo Rural en Casa Cueva, Eufemio López, explicó a Efe que el comportamiento del sector mantiene el repunte que arrojan las cifras desde el inicio del año y el buen comportamiento durante los fines de semana, con casi todas las camas disponibles reservadas para este mes.

Esto responde, en parte, al incremento del turista extranjero, principalmente de nacionalidades inglesa y alemana, que representan en verano casi el 40 % de las reservas de alojamientos en cueva, reforzando así la alta demanda de usuarios nacionales. Aunque este verano se mantienen las reservas de alojamientos de una semana, destacan las estancias medias de tres días y se han incrementado las reservas por internet y a última hora.

López detalló que el repunte de reservas ha permitido al sector incrementar las tarifas alrededor del 10%, una muestra más de que recuperan las cifras de usuarios de años anteriores a la crisis.

Las altas temperaturas favorecen, además, la demanda de este tipo de alojamientos, ya que las cuevas mantienen durante todo el año una temperatura en su interior de entre 17 y 20 grados, lo que se convierte en un atractivo para contrarrestar el calor.

Andalucía aglutina el 80% de las casas cuevas habitables que existen en Europa. La mayoría de estas fueron construidas en cerros y colinas en los siglos XIX y XX pero adaptadas al turismo de estos tiempos con múltiples comodidades del siglo XXI.

El sector recibe a una media de 50.000 usuarios y factura doce millones de euros anuales.

Fuente: Granada Hoy